La-piratería-en-el-Siglo-XXI

El Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial lleva 20 años haciendo cumplir el artículo 27 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que dice: “Toda persona tiene derecho a la protección de los intereses morales y materiales que le correspondan por razón de las producciones científicas, literarias o artísticas de que es autor”.

Para conocer más del tema, nos internamos hasta sus oficinas al sur de la Ciudad de México donde la licenciada Irely Aquique Pineda, directora de Protección a la Propiedad Intelectual del IMPI nos recibió para hablar sobre esta nueva piratería que poco tiene que ver con barcos, cofres y patas de palo.

¿Cómo definen en el IMPI la piratería?

Es importante señalar que nuestra legislación no define el término “piratería”, sin embargo el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual Relacionados con el Comercio (ADPIC), en su artículo 51 hace referencia a las “mercancías de marca de fábrica o de comercio falsificadas o mercancías pirata que lesionan el derecho de autor” y las define como se establece a continuación:

Al hablar de piratería se debe entender exclusivamente a la violación que se hace a los derechos de autor por la reproducción de las obras sin el consentimiento respectivo, en este rubro encontramos la reproducción no autorizada de música, software y películas, entre otros productos protegidos por derechos de autor.

¿Cuándo inició la piratería en México? 

Es muy difícil precisar la fecha, sin embargo, la piratería se intensificó con la llegada de marcas reconocidas de ropa y accesorios que se empezaron a poner de moda. También se vio un repunte con los adelantos tecnológicos, desde la aparición de los cassettes en los años setenta o la sustitución de los formatos Beta o VHS al DVD; y qué decir del Internet hoy, el contenido digital ha facilitado el acceso a estos contenidos que violan los derechos de los autores.

El IMPI tiene 20 años de vida y con los avances tecnológicos, las autoridades hemos tenido que intensificar e, incluso, modificar la ley para llevar a cabo el combate a la piratería.

¿Cómo previene y combate la piratería el IMPI?

El Instituto está facultado para recibir las solicitudes de declaración administrativa de infracción, tanto en materia de propiedad industrial como en materia de comercio relacionados con los derechos de autor.

El IMPI realiza el procedimiento en forma de juicio y una vez integrado se emite la resolución administrativa correspondiente, que incluye en su caso multas que pueden ser hasta por un monto de 40 mil días de salario mínimo en materia de derechos de autor y hasta 20 mil días en propiedad industrial.

Asimismo el IMPI puede imponer medidas provisionales, como el aseguramiento de bienes o la suspensión o cese de cualquier acto que constituya una violación a la ley en la materia.

Otra cuestión es la Base Marcaria que se administra por aduanas en colaboración con el IMPI. Esta herramienta permite a los titulares de derechos la detección de los productos que puedan estar infringiendo sus derechos y que pretendan introducirse al país, así como facilitar y agilizar el despacho aduanero de las mercancías.

¿Tiene cifras sobre los daños que ocasiona la piratería en nuestro país?

No contamos con cifras oficiales, sin embargo, hemos realizado encuestas desde hace siete años para conocer la opinión de los consumidores, obviamente estas encuestas tienen un sesgo pero nos permiten tener un conocimiento más cercano del fenómeno.

En 2013 estudiamos cinco ciudades: Ciudad de México, Aguascalientes, Chihuahua, Monterrey y Mérida en las que, en promedio, 62% de los entrevistados aceptó haber adquirido productos apócrifos en los seis meses previos a la entrevista, siendo la capital la que mayor aceptación a la compra de productos pirata tuvo, con 69% y Mérida la que menor aceptación tuvo, con 58%.

Gracias a estas encuestas, estimamos que entre 2009 y 2011, el impacto económico por piratería ascendió a 27 mil 527 millones de pesos en ocho ciudades del país.