Qué-es-la-Propiedad-Industrial

Actualmente la propiedad intelectual y muy especialmente la propiedad industrial, se ha convertido en un ingrediente imprescindible en la vida económica de cualquier país, sobre todo en aquellas economías que buscan desarrollarse, nuestro país no ha sido la excepción a este fenómeno.

Sin duda, algunos de los factores que han incrementado la importancia de la propiedad industrial son: la globalización de la economía, el desarrollo de nuevas tecnologías, los tratados de libre comercio, la creciente necesidad de las empresas por valorar sus activos intangibles y asegurar su protección (know-how, derechos de autor, marcas y patentes), el aumento y la complejidad de nuevos avances en campos como la informática, la biotecnología, las variedades vegetales, y el genoma humano, ya que sólo con innovación y tecnología se puede crear conocimiento patentable.

Así, la propiedad industrial se convierte en un elemento fundamental de la estrategia competitiva, pues es el derecho exclusivo que otorga el Estado a todas aquellas creaciones que realizan personas físicas o morales, tales como un producto técnicamente nuevo; una mejora a una máquina o aparato; un proceso de fabricación novedoso; un diseño industrial nuevo; un signo distintivo del fabricante o distribuidor particular; una denominación o nombre comercial que identifica un establecimiento; un aviso comercial o slogan, así como una declaración sobre el origen geográfico que distingue y hace especial un producto, mediante las llamadas denominaciones de origen.

La propiedad industrial es una de las partes que conforman la propiedad intelectual, otra hace referencia a la protección de los derechos de autor, además de mencionar los derechos de obtentor que se refieren a semillas y variedades vegetales.

No obstante que la protección a la propiedad industrial en nuestro país data del siglo antepasado, la modernización del sistema se inició prácticamente con la Ley de Fomento y Protección de la Propiedad Industrial de 1991, la cual contempló la creación del IMPI, mismo que se creó por decreto presidencial en 1993. Posteriormente esta ley es reformada, dando paso a la actual Ley de la Propiedad Industrial.

En general, la mayoría del capital intelectual está protegido por diversas formas de derechos, creados en los últimos años y administrados por tratados internacionales y leyes nacionales y regionales.

Las patentes protegen las innovaciones; los diseños industriales protegen dibujos y modelos; los circuitos integrados protegen la arquitectura de los componentes electrónicos de un producto; las marcas identifican productos o servicios; los derechos de autor protegen los trabajos artísticos y el software, etc.

¿Qué es el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial?

Es un organismo público descentralizado con personalidad jurídica y patrimonio propio del Gobierno de la República, sectorizado a la Secretaría de Economía, que tiene la autoridad legal para administrar el sistema de propiedad industrial del país.

La misión del Instituto es garantizar que la intervención del Estado en el campo de la protección de los derechos de propiedad industrial otorgue a sus titulares la seguridad jurídica necesaria para que el aprovechamiento legítimo de su capacidad creativa e inventiva promueva la inversión privada, la generación de empleos, el desarrollo económico, y en general, la competitividad del país.

Facultades que tiene el IMPI

• Otorgar protección jurídica a las creaciones de aplicación industrial.

• Prevenir y combatir actos que atenten contra la propiedad industrial y constituyan competencia desleal, así como aplicar las sanciones correspondientes.

• Promover la cooperación internacional en el campo de la propiedad industrial, mediante el intercambio de experiencias.

• Fomentar la actividad inventiva y la transferencia de tecnología.

• Divulgar los acervos documentales de información tecnológica.